FANDOM


(Página creada con "Reto 4 Aparecí en lo que parecía ser el interior de un barco pirata, atrás de unos barriles en el área de suministros, me quedé quieto y justo en esa misma sala se enco...")
 

Última revisión del 04:35 29 jul 2020

Reto 4

Aparecí en lo que parecía ser el interior de un barco pirata, atrás de unos barriles en el área de suministros, me quedé quieto y justo en esa misma sala se encontraban dos piratas hablando. Mi única misión era rescatar al monito que ellos habían robado por alguna razón que desconozco. Arrojé mi poción somnífera a los dos piratas, el gas que soltó logró dormirlos en cuestión de segundos. Tuve que robarles su ropa para no llamar la atención con los otros piratas, también robé una pistola, por si se necesitaba. Subí para explorar un poco más el barco, ya estaba por anochecer, miré a mi alrededor, conté 17 piratas esparcidos por toda la superficie, ninguno parecía ser el capitán. Algunos me miraban extraño, pero pase de ellos. Me acerqué al aseador, un tipo bastante joven, al principio sospechó de mí, pero me gané su confianza puesto que ambos coleccionábamos ranas. Me contó que el monito se encontraba en el camarote del capitán. También me contó que ese mono al parecer sufre una terrible maldición y se tenía que mantener enjaulado por ser demasiado peligroso. Aunque no me supo decir qué planeaba su capitán.

Al estar frente a la puerta del camarote arrojé una poción para congelar el picaporte y romperlo, antes de entrar me preparé con otra poción somnífera. No tuve que utilizarla pues el capitán se encontraba dormido, a unos pasos de él estaba el monito en una jaula, solo tuve que untarle un poco de baba de caracol al monito para pasarlo por los barrotes. Cuando me dirigía a la salida escuché el seguro de un arma, era el capitán, apuntándome. Sin perder ni un segundo me volteé rápidamente y le disparé justo en la mano, sabía que no me quedaba mucho tiempo antes de que vinieran por mí. Tomé al capitán de rehén y salí a la superficie con al menos 8 piratas apuntándome, entonces el monito comenzó a convulsionar y se transformó en un mono monstruo (sospecho que por la luz de la luna). El monito noqueó a todos los piratas menos al aseador por pedido mío. Dirigimos el barco hacia el hogar del monito para que pudiera ver a su familia de nuevo, la misión fue completada con éxito, sin necesidad de utilizar la poción del tercer ojo.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.